Cómo la gaseosa afecta nuestros dientes en realidad

Ya sabemos muchas cosas acerca de qué efecto nos hacen las bebidas gaseosas.

Hoy Guru te contará cómo afecta nuestros dientes. ¡Tómalo en cuenta, es muy importante!

Presta atención a los ingredientes:

  • Cualquier bebida gaseosa contiene cierta cantidad de dióxido de carbono, el cual en sí no es malo. Sin embargo, una gran concentración de este gas provoca daños en el esmalte dental, lo cual provoca sensibilidad a lo caliente y lo frío, la caries e incluso la destrucción de los dientes. Los dientes (de leche) de los niños son especialmente susceptibles a cualquier tipo de agentes irritantes.
  • La gaseosa, ya sea Coca-Cola o cualquier otro refresco, tiene una base agridulce, la cual contiene el azúcar (o su sustituto) y el ácido (por ejemplo, el cítrico). Ambos ingredientes afectan los dientes, destruyendo el esmalte y provocando caries.
  • El té y el café en sí no dañan los dientes. El oscurecimiento de los dientes después de tomar té negro o café daña su aspecto pero no el esmalte dental.
  • Las bebidas perfectas para los dientes son agua y leche que, por lo general, contienen todos los minerales y microelementos necesarios para la formación del esmalte dental y el mantenimiento de los dientes.

¿Qué hacer?

Los niños, adolescentes y adultos que adoran la gaseosa deben seguir algunas sencillas reglas del cuidado bucal para evitar cualquier problema.

  • Sustituye las bebidas. Pon en el refrigerador bebidas que contengan menos azúcar y ácido: agua, leche, jugo 100% natural. Bébelas y acostumbra a tus hijos a que las beban también.

Si no puedes evitar el placer de beber en un día caluroso un vaso de refresco, así puedes reducir su influencia negativa:

  • Después de consumir una bebida gaseosa, enjuaga tu boca para remover los restos que se quedan en tus dientes.
  • Usa pastas dentales y enjuagues bucales que contengan fluoruro. El fluoruro reduce la intensidad del desarrollo de caries y fortalece el esmalte dental.
  • Intenta beber bebidas gaseosas usando una pajilla.
  • Solo consúmelas acompañando la comida.
  • Nunca las bebas con el estómago vacío.
  • Después de tomar una bebida gaseosa, no te apresures a cepillarte los dientes de inmediato, de lo contrario los perjudicarás aún más. El cepillo dental en estos casos le ayuda al ácido a destruir el esmalte dental y penetrar en él mucho más.

Оставить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *